lunes, 19 de julio de 2010

UN CONEJO.


LEER BIEN ANTES DE EMPEZAR.

MATERIAL QUE UTILIZAREMOS PARA EL CONEJO.


Esta es la lista de materiales que todas conocemos y que se utilizan casi siempre:
- Tijeras, aguja, alfileres, hilo para máquina, dedal, relleno, dos abalorios negros, un cascabel, madejas DMC de mouliné en color rojo y dorado, hilo grueso de lino o torzal.
Esta es otra lista de herramientas.
- Un ganchillo fino, un lápiz de mina blanca, una aguja lanera, un destornillador largo y fino, un sobre de café instantáneo.
Las telas:
- fieltro blanco o tostado.



TEÑIDO DEL FIELTRO.

Si queréis dar a esta figura un aspecto más viejo hay que teñir el fieltro con café instantáneo. En la foto podéis ver la diferencia de tono que hay entre el fieltro blanco sin teñir y el mismo fieltro después del proceso de teñido.
Teñir fieltro es muy fácil; lo primero que hay que hacer es poner agua en un recipiente (200-250 ml. es suficiente para el trocito de fieltro que necesitáis para hacer el conejo) y calentarlo al fuego, cuando el agua esté muy caliente se echa el sobre de café instantáneo, lo revolvemos bien y seguidamente introducimos el trozo de fieltro. Podemos dejarlo reposar dentro del recipiente un poco, escurrirlo y ver si nos gusta el tono que ha quedado. Si nos parece que está muy oscuro lo metemos debajo del grifo y con agua corriente el tono bajará bastante, si nos parece que ha quedado muy claro lo volvemos a introducir en el café y lo dejamos reposar más tiempo. El inconveniente de usar café para colorear una tela es que este tipo de teñido no es muy sólido.
Estas dos consejos que siguen son importantes: para secar lo debemos dejar reposar encima de algo plano y antes de ponernos a trabajar con él hay que plancharlo.

Nota: nuestro figura es el 100% del original, no tiene reducción.


EMPEZAMOS:


1- Con el fieltro doble copiamos el contorno del patrón del cuerpo. Marcamos la abertura en la base por dónde daremos vuelta a la pieza y hacemos lo mismo con las marcas que hay en la cabeza, ahí se situarán las orejas.

2- Cosemos a máquina siguiendo bien el contorno del lápiz. La puntada, como siempre, es pequeña. Como se ve en la foto hay que dejar sin coser el espacio de la abertura y el espacio para meter las orejas. Rematar bien el hilo en estos cuatro puntos.
Recortar la pieza dejando un margen de 3 mm. y tener mucho cuidado al cortar el espacio que hay entre la barriga y la pata delantera, está muy ajustado y se pueden picar las costuras. Después quitar todo el margén de guata.

3- Después de recortar se hacen los piquetes que indica la foto. El punto difícil es otra vez debajo de la pata delantera porque hay que dar más de un piquete y el espacio es muy reducido.


Detalle de los piquetes debajo de la pata.


4- Hemos utilizado el "gira" para voltear la pieza. El cuerpo del conejo no tiene dificultad de giro porque la abertura es amplia, pero...... la pata delantera es complicadilla de voltear, además acordaros que hemos cortado casi a ras de costura y si forzamos mucho el fieltro se puede rasgar.

5- Una vez volteado le sacamos bien todas las costuras con la parte trasera del ganchillo y le redondeamos los picos (si los tiene) con el destornillador.


6- Con la aguja lanera perforamos los puntos que se ven en la foto.


7- Ponemos el patrón encima de la pieza volteada y centrándolo bien copiamos los puntos de referencia de bordado. Utilizaremos un rotulador de agua o un lápiz. Si nos decidimos por el lápiz pasar los puntos muy suave.


8- Así nos quedarán los puntos de referencia una vez transferidos a la pieza.

9- Rellenamos el cuerpo ligeramente. Metemos un poco de guata de cada vez empezando por el rabo, después la pata , después el brazo y por último el morro, para terminar rellenamos el resto de la cabeza y del cuerpo.


10- Bordamos las estrellas con hilo dorado DMC utilizando dos cabos. Las letras se bordan con el mismo número de cabos, en rojo y utilizando dos cabos de hilo.




11- Las orejas se pueden meter en el agujero superior de la cabeza que ha quedado sin coser y luego darles una puntada por detrás para sujetarlas, pero con esta otra opción que os damos no se verá puntada alguna.

1- Metemos las dos orejas en la aguja.


2- Damos una o dos puntadas para sujetarlas bien una a otra.



3- Metemos la aguja por el agujero de ha quedado en la cabeza y la sacamos lo más lejos posible de este punto.
4- Tiramos del hilo hasta que los orejas se introduzcan en su sitio. Volvemos a meter la aguja en el mismo punto por donde la hemos sacado y está vez la sacamos de nuevo por la espalda de la figura en dirección al rabo. Rematamos como cuando estamos acolchando un quilt, es decir, con un nudo doble y enroscando la aguja en el relleno.



12- Metemos las costuras de la abertura hacia dentro y cerramos con una puntada escondida.

13-Los ojos son dos abalorios negros que se situarán a ambos lados de la cara. Nosotras hemos tensado el hilo para que queden muy metidos en el fieltro.

Se dará un poco de rubor a la parte de la cara que queda a la vista. Aplicar rubor antes de poner los bigotes. (ver entradas anteriores dónde se explica la aplicación del rubor).

Los bigotes también los hemos puesto a ambos lados de la cara, anudados como hasta ahora para fijarlos al fieltro.



Conejo por la parte que queda a la vista con ojos , bigotes y rubor.

Conejo por la parte de la espalda, sin rubor.


NOTA: el conejo también lleva espumillón miniatura alrededor del cuello. Cuando se acerquen las Navidades a ver si encontramos algo que se parezca.

3 comentarios:

  1. Que idea mas original,la de teñir el fieltro,mañana lo intento.
    Lo mejor es que no hay que reducir el patron,no sabeis que mal lo paso,no se reducir con mi impresora y tengo que andar midiendo el vuestro para dar con la medida de la reducion.
    Por lo demas las explicaciones super bien.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hermosos conejitos, y muy buena tutorial, de donde puedo bajar el patrón
    un abrazo

    ResponderEliminar